domingo, 28 de agosto de 2016

Fin de nuestra Aventura.


Después de desayunar y bañarnos en Playa Mujeres, fuimos a Papagayo, unas playas paradisíacas de arena blanca y mar cristalino, donde por supuesto continuamos con nuestros baños.


Luego continuamos a la zona del Golfo, Charco Verde, las Salinas, y así de veían desde nuestra t1.


Nos encantó la zona de los Hervideros, unos acantilados y cuevas en al mar, que se pueden visitar y ver todos los acantilados desde arriba.


Paramos en Costa Teguise, junto al barco encallado, lleva 30 años encallado en la costa el barco Telamón, hacia dónde fue arrastrado tras abrirse en el buque una vía de agua durante un viaje entre Costa de Marfil y Tesalónica.
Pocos son los que recuerdan la playa de la Disa sin semejante monumento marino, cuya historia y recuerdo se ha convertido para los lanzaroteños en parte de una leyenda particular la del hundimiento del Telamón.
Hace 30 años, encallaba en la zona de Las Caletas de Arrecife un buque de carga griego llamado “Telamon”, aunque su nombre inicial era Temple Hall.
El buque encalló como consecuencia de una vía de agua en el casco, producida durante su viaje desde San Pedro (Costa de Marfil) a Tesalónica con un cargamento de troncos.
Para evitar que se hundiera en el mismo muelle capitalino, lo arrastraron hasta la zona en que actualmente se encuentra, donde se terminó de partir para quedar en la posición inclinada en la que sigue en la actualidad. De hecho, hoy día pocos podrían imaginarse esa parte del litoral capitalino de otra manera.


Es un barco muy visitado por submarinistas, y por la gente del lugar, que no dudan en subir a él por una escala que tiene en el centro del barco, luego introducirse por una escotilla, caminar por la cubierta y lanzarse al agua desde la parte más alta del barco. Un auténtico peligro.

Nosotros no hicimos casos a los consejos de los lugareños sobre lo peligroso que es realizar esa excursión, ni a las veces que acude la ambulancia a socorrer a los que se deciden a subir, que nadamos y subimos al barco,paseamos por su interior, y nos lanzamos al agua, fue un poco peligroso, el suelo se caía a cachos, pero las vistas de la bodega del barco merecieron la pena.


Al final pasamos la noche en Las Caletas.


No podía faltar la pegatina de recuerdo de este viaje.


Ya casi no hay hueco en ese cristal, menuda t1 viajera.
Pero el hueco de La Palma, está guardado.


sábado, 27 de agosto de 2016

viernes, 26 de agosto de 2016

Increíble Lanzarote!!


Este fue nuestro despertar junto al mar!!!


Por la mañana visitamos los Jameos del Agua, la Cueva de Los Verdes y nos gustó mucho todo lo que vimos.


Y no podía faltar el paseo en camello, conocimos a Diablo, un camello con muy mala leche, que es el jefe de toda la manada.


Luego nos bañamos en Playa Blanca, y a la hora de comer, fuimos a casa de Andres y Daniela, que nos invitaron a un jugoso asado y baños en la piscina, luego nos llevaron a conocer los Charcones.


Unos charcos naturales muy poco conocidos, de gran profundidad, donde continuamos disfrutando de nuestras vacaciones.


Excursión por todo el litoral conociendo los diferentes charcos del lugar.


Parece de película.


Ya por la tarde, fuimos a las Playas de Papagayo, esta es Playa Mujeres, aquí fue donde decidimos pasar la noche, una playa inmensa para nosotros solos, es sin duda, el mejor sitio en el que hemos dormido con la furgo.


Nuestro Hotel Mil Estrellas.
Disfrutando de la Puesta de Sol.


Así amaneció el siguiente día.


Desayuno junto al mar.


Y un baño antes de ir a conocer el resto de Playas de Papagayo, en esta foto se pueden hacer una idea del tamaño de la playa, al fondo nuestra t1.


A esas horas de la mañana, la playa continuaba siendo nuestra playa privada.


jueves, 25 de agosto de 2016

De Paseo por Lanzarote.


Ya con el estomago lleno, subimos hasta el Mirador del Río, muy cerca de Isla de La Graciosa, mos quedamos con ganas de visitarla, pero lo dejaremos para la próxima visita.


Luego pasamos por La Geria, lugar de viñedos y bodegas de Lanzarote, con esa forma tan especial.


Visitamos una bodega, donde nos recibieron con los brazos abiertos.


Y seguimos en dirección a Teguise, donde paseamos por sus calles peatonales.


Ya por la tarde, llegamos a Famara, una playa increíble, enorme y donde pasaríamos la noche.


Justo en esa playa, fue el único sitio, donde nos dio un problema la t1, se nos enterró en la arena, y la defensa trasera llegó a tocar el suelo, más de media hora tardamos en sacarla de la arena.


Después de solucionar el problema, a disfrutar de la playa.


Un día genial, casi sin darnos cuenta se nos fue el primer día en Lanzarote.


Aquí pasamos la noche, pegados al mar.


miércoles, 24 de agosto de 2016

martes, 23 de agosto de 2016

Órzola!!!

Después de nuestro primer baño en Mala, continuamos nuestra ruta al Norte de Lanzarote, destino Órzola, antes de llegar, nos llamó mucho la atención estas bonitas calas.


Arena fina a un lado, y lava al otro, y todo eso pegado al mar.


Por supuesto que volvimos a darnos unos buenos baños en esas calas de agua cristalina.


Mientras nos bañamos, dejamos la furgo aparcada junto al mar.


A continuación seguimos, ya sin mas paradas a Órzola, es la parte Norte de la Isla, con unas calas increíbles y es de ahí, donde sale el ferry hacia la Graciosa, eso lo dejamos pendiente para nuestro próximo viaje a Lanzarote.


Una vez en Órzola, teníamos que repostar un poco...


Ya después de comer, seguiríamos la ruta prevista.

lunes, 22 de agosto de 2016

Escapada a Lanzarote!!!


El pasado martes, comenzamos una nueva Aventura, en esta ocasión, nos tocó visitar Lanzarote.
Salimos a las 7 de la tarde del puerto de Tenerife, con escala a las 20:00 horas en Gran Canaria, cambio de barco, y llegar a las 7 de la mañana al muelle de Lanzarote.


Nada mas llegar, tiramos hacia el norte de la Isla, el municipio de Mala, sería nuestra primera parada.


Dentro de Mala, visita obligada al Charco del Palo, urbanización nudista, en la que todo el mundo anda como Dios los trajo al Mundo, es decir, en pelota picada.

Cuenta con 2 piscinas naturales, y una cala con entrada al mar, en la que nos dimos el primer baño del viaje a las 8 de la mañana.


Mala se encuentra pasando el jardín de cactus, en el que paramos para hacer algunas fotos.


Dejamos la t1 aparcada junto a las dunas, mientras nos dábamos el primer baño de nuestra escapada.


Uno de los charcos naturales, que no nos metimos por estar la marea baja.


Un baño increíble en esta bonita cala.


Disfrutamos de un bonito amanecer.


Y dejamos apuntado ese sitio para regresar a dormir allí.


Siempre buscando el peligro!!!!


Y así dejamos atrás Mala, y continuamos nuestra ruta hacia el Norte de Lanzarote.