viernes, 13 de septiembre de 2013

El Karmann Guía.

El Karmann Ghia se presentó por primera vez en el Salón del Automóvil de Paris de 1953. 
El Karmann Ghia, es el primer intento formal de Volkswagen para adentrarse en el segmento de los automóviles deportivos.



Si bien su potencia era limitada para ser un auto de corte deportivo, su estilo refinado y su precio razonable le redituaron muy buenas cifras de venta.



Volkswagen contrató al carrocero alemán Karmann para la producción de este vehículo. Karmann a su vez contrató a la firma italiana Ghia para encargarse del diseño y para poder ser ensamblado junto con un chasís de un Volkswagen Sedán que había sido ensanchada 30 cm.



A la primera serie se le denomina low light, y para diferenciarla del resto de modelos, basta fijarse en las dos rejillas delanteras.



La carrocería del Karmann Ghia era hecha a mano, lo que lo encarecía significantemente frente al Volkswagen Sedán producido de una forma más automatizada, cosa que se reflejaba en el precio final del automóvil.
En agosto de 1955, el primer Karmann Ghia fue producido en la planta de Karmann en Osnabrück, Alemania.
También las luces e intermitenes eran mucho más pequeños que en el resto de modelos. 



La reacción del público hacia este nuevo modelo fue excelente, llegándose a vender más de 10,000 unidades en su primer año, por lo que las expectativas de Volkswagen se vieron claramente satisfechas.
Aquí podemos ver donde se situan las rejillas de entrada del aire para refrigerar el motor.



Ya que todos los Karmann Ghia utilizaban el mismo motor bóxer enfriado por aire que el Volkswagen Sedán, no podía ser considerado como un verdadero automóvil deportivo, sin embargo, su estética y confiabilidad compensaron esta deficiencia.



De esta primera serie, no hay ninguna unidad en Canarias, y no parece muy probable que en esa época llegara alguna unidad, aunque nunca se sabe.
El Karmann Ghia igualmente recibió las mejoras mecánicas del Volkswagen Sedán conforme iba pasando el tiempo.



Aquí podemos ver una unidad de la segunda generación, los faros traseros son mayores.
En Canarias si contamos con algunos Karmann Ghia, de esta serie.





Aunque muchos se perdieron con el paso de los años,  un ejemplo de esto es el Karmann de mi Tio Fernando al que desgraciadamente se le perdió la pista hace años, aunque yo conservo sin estrenar la caja Hazzet de ese coche y la guardo como oro en paño.



En Tenerife por lo menos quedan 4 unidades con matrícula 14.000 a 15.000 aunque salen muy poco a la carretera.
Esta segunda generación también es muy fácil de diferenciar.



Personalmente pienso que no hay otro coche con tanto estilo, con esas bonitas curvas, es un sueño que alguna vez espero que se pueda cumplir.



Alguno queda en espera de un golpe de suerte, este es un ejemplo.



Que pena! 
No me importaría hacerle una pequeña trasformación.



Está claro que estas dos generaciones del Karmann Ghía, son muy fáciles de diferenciar, basta con mirar solo los pilotos traseros.



En que consistió la siguiente evolución del Karmann Ghía???
Pues evidentemente en ampliar más los faros traseros.



Está claro que las diferentes evoluciones no se basaban sólo en ampliar los faros, cambiaban mil cosas, motor, comodidad, tamaño, luces, visibilidad, etc.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada