viernes, 5 de julio de 2013

Volkswagen Doble Cabina."DOKA".

El 8 de marzo de 1950 se inició en la factoría de Wolfsburg la producción en serie de uno de los modelos más míticos de Volkswagen: el Transporter.


Lal T1 se concibió como un vehículo robusto, sencillo económico y, sobre todo, tan versátil y práctico en su filosofía que fue capaz de combinar el transporte de pasajeros con el de carga. Su historia es, en cierta manera, la historia de los vehículos comerciales de Volkswagen.
Las primeras unidades son fácilmente diferenciadas por los intermitentes de tetón, entre otras diferencias.


A partir de 1.964, aparece una nueva versión, con muchos cambios como las rejillas de aireación hacia dentro, las cerraduras y unos intermitentes delanteros mayores.


Dentro de las ventajas de la t2 Doble Cabina, la más importante es que se trata de un vehículo de 5 plazas, con una amplia zona de carga adicional, sin olvidar su fiabilidad, dureza y capacidad de entrar en cualquier terreno.


A Canarias llegaron muchísimas unidades, no así a la Península, el motivo es que en aquella época Canarias estaba considerada como "Puerto Franco" por lo que los coches extranjeros no pagaban impuestos y resultaba muchísimo más barata que en el resto de España, en esa época comprar un Volkswagen estaba al alcance de muy pocos españoles.


Desde que apareció se convirtió junto con el Land Rover en el típico vehículo agrario, ideal para trabajar en las plataneras, para cambiar las colmenas de abejas, para ir de caza, para la construcción.
Que había que transportar cargas largas, ahí estaba la t1.


Incluso se les llegó a fabricar un remolque especial para mover ese tipo de mercancías.


Por supuesto que los Organismos Oficiales no tardaron en utilizar también las dobles cabinas.
Tenemos muchos ejemplos como los Bomberos.


Se modificaba la carrocería para utilizarlas en otro tipo de trabajo, y existieron mil tipos diferentes de grúas.


Quedan algunas unidades de estas doble cabina en Canarias funcionando por nuestras calles.






En 1.967 la t1 doble cabina dejó de fabricarse y apareció la t2 doble cabina, perdía así el cristal delantero dividido en dos, por uno de una sola pieza, también aumentaron el tamaño de las ventanas laterales consiguiendo mayor luminosidad interior y para el conductor.



Las primeras unidades se les denominó t2-a, claramente diferenciadas por los intermitentes delanteros por debajo de los faros, con la t2 aumentó su peso u su tamaño.


También el motor pasó a ser un 1.6, aumentó de peso de de tamaño, creciendo unos 20 centímetros de largo. También con la t2 se mejoró también la suspensión del eje delantero y se instalan frenos de doble circuito que aumentan la seguridad de este modelo. Además la incorporación de unos nuevos asientos y sistemas de ventilación más modernos, aumentaron los estándares de confort que se ofrecían hasta entonces. La segunda evolución de la t2 doka, se distingue claramente por la posición de los intermitentes delanteros sobre los faros.


Yo llegué a tener una Doka, aunque su estado era muy malo, no tenía papeles y la compré para ponerle ese motor a mi t1, ahora da gusto pensar que esa Doka no murió del todo, su motor es el que ahora mueve mi t1.
Pensar que me costó 70,00€.


Hoy en día es muy normal encontrarse por nuestras carreteras dokas circulando, especialmente en zonas rurales.


Tras 12 años en el mercado, en la primavera de 1.979, se lanzó al mercado la úitima evolución de las Dokas, la nueva t3, esta evolución pasaba en estos años por una preocupación especial por la seguridad, como protectores a la altura de la rodilla y en las puertas como protección en caso de colisión frontal o lateral.



Volkswagen introdujo nuevas motorizaciones en este nuevo Transporter. Primero un motor de 1.970 cc y 70 CV que permite alcanzar los 127 km/h, y en 1981 un motor diésel de cuatro cilindros y 50 CV de potencia. A partir de este momento, las innovaciones en el apartado de motores se sucedieron rápidamente. En 1982 la gama Transporter pudo ya montar opcionalmente un cambio de 5 velocidades y en 1985 se inició la comercialización del Transporter Syncro, el primer Transporter con tracción a las cuatro ruedas.


Poco después, apareció en el mercado el motor más potente de la gama T3 con 112 CV de potencia y los primeros turbodiésel, en las que se fueron incorporando también innovaciones en los niveles de equipamiento como los elevalunas eléctricos y el cierre centralizado.
En 1990 apareció el T4, el nuevo Transporter que revolucionó de nuevo con su concepto, cambiando una vez más, al igual que sus anteriores generaciones hicieron en su momento, la concepción que hasta estos momentos se tenía de los vehículos de transporte ligero: el motor se instala en la parte delantera fuera de la zona del habitáculo. Gracias al motor y la tracción delanteras y a la suspensión independiente a las cuatro ruedas, el nuevo T4 vuelve a dar un salto cualitativo enorme respecto a sus predecesores, ofreciendo, además de una versatilidad hasta entonces desconocida, un confort de marcha excelente.


1 comentario:

  1. EXCELENTE PUBLICACION DE UNO DE LOS AUTOS, MÁS CONVENIENTES PARA EL USUARIO.yo manejé un doble cabina en 1975, eran lindos. Muy nobles, económicos y hasta para repar eran excelentes. Pues recuerdo que entre mi esposo y yo lo componíamos. En Guatemala, eran llamados "Gallo-gallina" este tipo de autos.El único defecto, que yo le encontraba, era que su motor era demasiado pequeño para el tamaño de la carrocería; y que cuando estba full- load se volvía un poco inestable.

    ResponderEliminar