lunes, 30 de abril de 2012

Volkswagen 181 de 1.972


Hoy le toca el turno al Volkswagen 181 de 1.972. Este coche lo compré gracias a un anuncio en la prensa local, se encontraba en la isla de La Palma, y cerré el trato sin ver el coche, el siguiente fin de semana fuimos en barco a recogerlo.




El coche pertenecía a un militar Alemán ya jubilado, que se lo había traído de su cuartel en Alemania y lo usaba a diario, pero ya se estaba cansando del coche para todos los días y lo puso en venta para comprar un coche moderno.



Este 181 estaba pintado de color militar, aunque un poco oxidado, con la capota en mal estado, y necesitaba varios retoques.



En este caso opté por un color diferente, ni lo quería militar, ni me gustaban mucho los colores originales con los que venía este modelo, por lo que busqué un color alegre, con pinta de playero, unas llantas cromadas y algunos complementos, le dieron el aspecto que buscaba.




Es el coche oficial en la época de caza, siempre con mi perro Otto, entra por todas las pistas de tierra, incluso en las que no pasan los modernos 4x4.




Este es sin duda el modelo más divertido de todos los Volkswagen, viene con reductoras en las ruedas traseras, que junto con la disposición trasera del motor y la gran altura al suelo que tiene, lo convierten en un buen escalador.




Otro punto a destacar del coche, es que tiene 4 puertas a pesar de ser descapotable, la mayoría de los descapotables, sin tener en cuenta a algunos coches americanos, son de dos puertas.




No tiene alza cristales, son de quita y pon, o los tienes puestos, o los quitas y los guardas en el maletero.
Lo mismo pasa con las puertas, que también se pueden quitar y circular sin ellas.




El motor es un 1.600 cc. no es muy silencioso que digamos, al circular parece como si tuvieras una caja de herramientas suelta por el suelo del coche, y teniendo en cuenta que no tiene ni moqueta, si que es muy escandaloso.




Es un coche que me gusta mucho, al que más kilómetros le hago al año, y por supuesto es el que más tute se lleva, siempre por pistas de tierra. El diseño de este coche fue un acierto total de Volkswagen.




Diseñado para divertirse, para ir a la playa o a la montaña, es junto con el Buggie, el coche más demandado por los extranjeros que venían a Canarias en los setenta.



Les dejo con algunas fotos de este coche.




El coche por venir de Alemania, se rematriculó en Tenerife en el año 96, por eso su matrícula tiene letras, mejor sería una matrícula antigua sin letras, pero por lo menos tiene el TF de Tenerife.










1 comentario: