lunes, 10 de febrero de 2014

Roadster de Radclyffe.

En 1946 se fabricó una única y legendaria unidad exclusiva, un Escarabajo cabrio de dos plazas creado excepcionalmente para uno de los altos cargos ingleses que controlaban la fábrica de Wolfsburg tras la Segunda Guerra Mundial.


Esta maravilla es conocida como el “Roadster de Radclyffe”.
Esta única unidad fue encargada por el Mayor Ivan Hirst, el oficial encargado de la planta de Wolfsburg, a Rudolf Ringel, jefe del departamento experimental.
Después de la guerra la empresa Volkswagen se llevó a cabo bajo el nombre de "Wolfsburg Motorworks" por los británicos las fuerzas aliadas.


Como de costumbre en aquel entonces Radclyffe consiguió un Volkswagen para cubrir su demanda de conducción. Pero no uno de los coches comunes, ya que se habían hecho directamente para el CCG, la Comisión de Control para Alemania.
Él consiguió un convertible cuyas líneas recordó más a un coupé que un sedán.


Los intermitentes se situaron como se ve en verical antes en los paneles de los cuartos delanteros, debido a la falta de pilar.
Pero todo fue nuevo el wich techo acortada no dejaba lugar para las ventanas de los cuartos traseros y la mayor parte de todo el extremo trasero extendido óptica con una tapa de motor que recordaba mucho en el capó delantero.


En resumen, una forma de aspecto deportivo y rápida, en comparación con las anteriormente conocidas. Otra de las novedades fue la totalmente en el cuerpo plegable wich techo ya no era visible cuando se abre. Ya no es así el collar grande usual del techo plegado en la parte posterior. Ese techo invisible necesitaba el espacio de asientos trasera, pero eso fue excusable a ese hermoso auto.



El mayor distribuidor de Volkswagen Gottfried Schultz de la ciudad de Essen era un amigo de la gestión de VW director Nordhoff.
Él muchas veces había estado en Wolfsburg y era también un amigo de la familia Hebmüller. Parece el coche Radclyffe era muy impresionante para él cuando él había visto en Wolfsburg. Él animó a los Hebmüllers construir uno como ese.


El motor de esta belleza estaba potenciado gracias a la instalación de una doble carburación, adelantándose a lo que más tarde sería práctica común en las preparaciones deportivas del motor del Escarabajo.


Desafortunadamente se ignora su destino final, aunque sí se sabe que su chasis resultó seriamente dañado en un raro accidente al pasar sobre una viga metálica. Se cree que el carrocero Josef Hebmüller se basó en este fabuloso vehículo al diseñar el tipo 14A, los famosos descapotables Hebmüller de dos plazas, los Escarabajos más bonitos jamás creados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada