lunes, 30 de abril de 2012

154.000 Visitas.


Volkswagen 181 de 1.972


Hoy le toca el turno al Volkswagen 181 de 1.972. Este coche lo compré gracias a un anuncio en la prensa local, se encontraba en la isla de La Palma, y cerré el trato sin ver el coche, el siguiente fin de semana fuimos en barco a recogerlo.




El coche pertenecía a un militar Alemán ya jubilado, que se lo había traído de su cuartel en Alemania y lo usaba a diario, pero ya se estaba cansando del coche para todos los días y lo puso en venta para comprar un coche moderno.



Este 181 estaba pintado de color militar, aunque un poco oxidado, con la capota en mal estado, y necesitaba varios retoques.



En este caso opté por un color diferente, ni lo quería militar, ni me gustaban mucho los colores originales con los que venía este modelo, por lo que busqué un color alegre, con pinta de playero, unas llantas cromadas y algunos complementos, le dieron el aspecto que buscaba.




Es el coche oficial en la época de caza, siempre con mi perro Otto, entra por todas las pistas de tierra, incluso en las que no pasan los modernos 4x4.




Este es sin duda el modelo más divertido de todos los Volkswagen, viene con reductoras en las ruedas traseras, que junto con la disposición trasera del motor y la gran altura al suelo que tiene, lo convierten en un buen escalador.




Otro punto a destacar del coche, es que tiene 4 puertas a pesar de ser descapotable, la mayoría de los descapotables, sin tener en cuenta a algunos coches americanos, son de dos puertas.




No tiene alza cristales, son de quita y pon, o los tienes puestos, o los quitas y los guardas en el maletero.
Lo mismo pasa con las puertas, que también se pueden quitar y circular sin ellas.




El motor es un 1.600 cc. no es muy silencioso que digamos, al circular parece como si tuvieras una caja de herramientas suelta por el suelo del coche, y teniendo en cuenta que no tiene ni moqueta, si que es muy escandaloso.




Es un coche que me gusta mucho, al que más kilómetros le hago al año, y por supuesto es el que más tute se lleva, siempre por pistas de tierra. El diseño de este coche fue un acierto total de Volkswagen.




Diseñado para divertirse, para ir a la playa o a la montaña, es junto con el Buggie, el coche más demandado por los extranjeros que venían a Canarias en los setenta.



Les dejo con algunas fotos de este coche.




El coche por venir de Alemania, se rematriculó en Tenerife en el año 96, por eso su matrícula tiene letras, mejor sería una matrícula antigua sin letras, pero por lo menos tiene el TF de Tenerife.










domingo, 29 de abril de 2012

Escarabajo Sedán de 1.969


Hoy les presento a mi primer Escarabajo, se trata de un sedán de 1.969 con techo corredizo, y es sin duda el culpable de mi fiebre por estos vehículos.



Este coche era el vehículo de uso diario de los padres de mi mujer, Mónica, y en el año 1.988 por un problema de frenos y por el mal estado general del coche, estaba destinado al desguace, cuando Mónica insistió en que yo me quedase con él. Yo no lo quería, decía que era un coche feo, lento, ruidoso, que gastaba mucha gasolina y difícil de conducir por la posición de los pedales. ¡Como cambió el cuento!



Al final me quedé el Escarabajo, reparé los frenos y lo usé una temporada con la chapa abollada y oxidada de color blanco, la tapicería rota y con una pérdida de aceite, y lo que tenía que pasar, pasó, subiendo la Autopista se quedó sin aceite y reventó el motor. Después de eso, el coche quedo guardado en un garaje a la espera de ver que hacer con ese trasto.



Pasados 3 años volví a acordarme de ese escarabajo, y decidí realizar una restauración integral del coche, nuevo motor 1.6, nueva caja de cambios, y después de gastarme lo que no valía el coche, el resultado fue espectacular.



Tanto me gustó el resultado, que durante 12 años se convirtió en mi coche de uso diario, me gustaba mucho ir a trabajar en mi Escarabajo, y se desenvolvía sin ningún problema en el tráfico actual.



Hoy en día, el coche mantiene su buena forma, a pesar de haber pasado casi 25 años después de la restauración.



Mi hija Ana aprendió a conducir con ese Escarabajo.



Al final y casi de milagro el Escarabajo se quedó en la familia, Mónica contenta ya que el coche con el que ella también aprendió a conducir se quedó en casa, y a pesar de ser el coche más normal de los que tengo en el garaje, tiene un gran valor sentimental.








Actualmente, este coche es el vehículo de uso diario de mi hijo Eduardo, está encantado con su Escarabajo y no lo cambiaría por un coche moderno ni loco.









sábado, 28 de abril de 2012

Volkswagen T-1 de 1.964

Hola a todos, en vista de que pasará bastante tiempo hasta que pueda volver a sacar mis Volkswagen a la calle, voy a poner la historia de mis coches, empezaré por la T-1, para mi la más emblemática de todos, esta primera foto es de sus comienzos en Tenerife como vehículo de trasporte escolar.




Este coche lo compré en 1.990, estaba a punto de ser cortado por la mitad para bajar a los Carnavales de Santa Cruz con una plataforma para que la gente pudiera bailar sobre la furgo, pintada a brocha y por un problema en el motor decidieron buscar otra furgoneta para los Carnavales y vender la T-1 sin motor, sin sillones, solo el cascarón, pero sin óxido y con los papeles en regla, costó 120.000 pts. unos 725€ de ahora, que en aquella época era dinero, muchos me dijeron que estaba loco por comprar un coche en ese estado y por ese dinero. ¡Que me lo digan ahora!




No es rápida, pero es una gozada conducir este coche, y lo más importante es la fiabilidad y robustez de este vehículo. Lleva conmigo 22 años y sin ningún problema importante, y eso que el motor que tiene, me lo regalaron usado en 1.990, yo pensaba que podría durar un par de años, pero nunca 22 años.




Sin duda es el coche más buscado por las empresas de publicidad para realizar anuncios, en muchas ocasiones han contado conmigo para diferentes campañas publicitarias.




Un icono dentro de la historia del automóvil, y me considero una persona muy afortunada por poder tener este vehículo, aposté por ella en el momento adecuado, y ahora es muy difícil tener una, a no ser que tengas una buena cuenta en el banco.




Le quedan algunas mejoras que realizar, como el cambio de la defensa delantera para que coincida con la trasera y mejorar el interior para dormir mejor en ella, ahora que estamos realizando cada vez más salidas nocturnas.




Acudo a muchas exposiciones con ella, y siempre me pasa lo mismo, aparcada junto a un Mercedes Pagoda o algún coche similar, todo el mundo solo tiene ojos para la T-1.




Otro factor importante para mi, es tener la matrícula original de Tenerife, hay quien no lo valora, pero personalmente opino que mantener la matrícula original le aporta un plus a su valor.




Hace poco, cansado de pasar la ITV. cada 6 meses, realicé todo el papeleo y la matriculé como Histórica, pudiendo conservar su matrícula, pero pasando ahora la famosa ITV una vez cada 5 años.




Ahora que mis hijos están sacando la afición a este coche, tendré que poner escondido un nuevo equipo de música, ya toca dejar el viejo aparato solo de exposición.




Ya son 48 años rodando por Tenerife, y su estado de forma es envidiable.




Les dejo algunas imágenes de la T-1, con paseos, anuncios, y buenos ratos en compañía de grandes amigos.




En las Islas Canarias se vendieron muchísimas unidades de estas furgonetas en todas sus versiones, lamentablemente muchas acabaron sus días en diferentes desguaces, hoy en día en Tenerife quedarán unas 10 unidades en uso, y algunas guardadas encerradas en diferentes salones. ¿Cuantas quedaran? Es una incognita, pero seguro que quedan algunos tesoros escondidos.





Ahora a recuperarme cuanto antes y poder seguir disfrutando de la Furgoneta.




Uno de mis sueños es realizar un viaje por Europa, pasando por Alemania con parada en el Museo de Wolfsburg en la Furgoneta.




Bueno les dejo con algunas fotos de la furgoneta en diferentes salidas.